Sebastian Cano Caporales: Ahora perdemos contra Colombia también; ¡Baloncesto venezolano de mal en peor!


David Cubillan Foto Cortesia - Sebastian Cano Caporales: Ahora perdemos contra Colombia también; ¡Baloncesto venezolano de mal en peor!


El baloncesto venezolano continúa en un declive que pareciera no tiene final y no ha tocado fondo, luego de haber vivido uno de los periplos más exitosos en categoría mayores en los últimos años que nos valió inclusive ser Campeones de América y además participar en unos Juegos Olímpicos, así como en campeonatos mundiales.

Pero es allí donde está parte del problema de la estructura del baloncesto criollo ya que los éxitos más notorios siempre han sido en categoría de mayores y las selecciones formativas, los grupos de jugadores menores simplemente no existen en Venezuela, sumado a que no hay las personas preparadas para asumir este reto en el ámbito dirigencial y son contados los entrenadores aptos y preparados para ello.

No se puede vivir de la renta eternamente y otro duro golpe contra la realidad que vivió el baloncesto venezolano fue cuando cayeron derrotados 67-64 ante el combinado del país vecino, Colombia, en la segunda ventana clasificatoria a la Americup del 2025. No hay necesidad de dar muchos análisis sobre el partido, ni pensar que por el hecho de perder por 3 puntos entonces esto significa algo, no.

Cuesta competir con selecciones que han crecido mientras nosotros seguimos en caída

La realidad es que perder contra Colombia, y pasar trabajo contra selecciones como Chile, y las más débiles de Argentina, Brasil, Uruguay mientras Venezuela siempre ha jugado con la denominada ‘A’, es otra realidad que pareciera ser muchos no se dan cuenta o al menos prefieren callar y es una prueba más de lo exigidos, precarios y prácticamente nulos que somos como potencia en esta disciplina deportiva, solamente hablando del continente americano.

Suenan muy fuertes las palabras antes expuestas, pero la verdad es así, frontal, fuerte y la gran mayoría de las veces es aplicada, dicha sin anestesia alguna; la experiencia mundialista de 2023 no fue nada grata para Venezuela, quien culminó su participación sin victorias, 5 derrotas y sin hacer mención a la cantidad de juegos que previamente se habían perdido antes de llegar a la cita antes mencionada.

¿Resultado? No se clasificó a los Juegos Olímpicos de París 2024 y tampoco al torneo Preolímpico del año en curso, lo cual deja a la selección con tan solo 2 ventanas para clasificar a la Americup de 2025, ya se jugó la primera contra Colombia y la próxima será en el mes de noviembre.

¿Generación de relevo? No hay, no existe, no se ilusionen

La base de la selección de mayores cuenta con parte de los héroes de México, todos con más de 30 años de edad y el tiempo, el contexto, los resultados dan a indicar que el tiempo de renovación, el relevo y la transición debió haber sido hecha hace mucho tiempo, pero esto simplemente no termina de ocurrir y se continúa tomando en cuenta jugadores que no pudieron ser parte de esta primera ventana contra Colombia, y no a jugadores más jóvenes y que merecen al menos una oportunidad para ir haciendo el  relevo.

¿Por qué decir que no hay generación de relevo y que la misma no existe si Venezuela cuenta incluso con jugadores en los Estados Unidos a nivel colegial y también alrededor del mundo? La respuesta es sencilla; no hay un departamento serio en la Federación Venezolana de Baloncesto que se encargue de buscar más jugadores que los blogueros de siempre han mostrado durante años los jugadores que los fanáticos ya tienen en el radar y que podrían jugar, pero que al menos los que hacen vida en los Estados Unidos NO PUEDEN por compromisos académicos.

Aplica en ocasiones de igual forma para jugadores que hacen vida en otras latitudes como Europa y el resto de América Latina. No hay acercamientos serios, y los jugadores no van a dejar su estabilidad en un país donde ahora hacen vida, con sus clubes por venir a la deriva con una Federación que ya también es conocida por no ser del todo seria con el trato hacia algunos jugadores.

¿Y el talento venezolano en Venezuela?

Al decir que no hay categorías menores es que si bien existe la materia prima que son los millones de jugadores que hacen vida alrededor de todo el territorio nacional, no existen entrenadores aptos para poder formarlos, pero también esto ocurre por una cadena de hechos que tienen consecuencias fatales y que terminan en que el jugador la gran mayoría de las veces termine formándose a sí mismo o que llegue a cierto nivel de juego con deficiencias en el mismo, algo que no ocurre o es casi nulo en otras naciones.

Siempre he pensado que la culpa de esto o los responsables no son los jugadores, por el contrario, me costará creer siempre que ellos quieran ponerse la camiseta nacional para pasar penurias o perder partidos dentro y fuera de Venezuela, pero lo que sí el fanático debe entender es que una selección de baloncesto, un equipo no nada más consta de los jugadores y el cuerpo técnico, sino también de una Federación que debe hacer el trabajo fuera de cancha que también ayude, proyecte y lleve a otro nivel a la SELECCIÓN NACIONAL en todo sentido, en cualquier categoría y rama.

Sin gente de baloncesto, menos habrán resultados

Pero eso en Venezuela simplemente no existe y parece que es mucho pedir. No hay una liga profesional seria, constante, donde se respete al jugador y a cualquier persona que haga o al menos trate de hacer vida en ella. Todavía existen deudas desde hace tiempo con jugadores, staff de los equipos, la temporada 2024 de la denominada «Súperliga Profesional de Baloncesto» está pautada a llevarse a cabo el 1ero de mayo y estamos en febrero aún, ¿Tiene sentido, es lo correcto, así se avanza y mejora?

El baloncesto venezolano da para hablar, escribir y comentar mucho más que este escrito, y lamentablemente no sería precisamente para hablar de las maravillas del mismo, y eso es bastante triste porque en su momento fuimos considerados como potencia y hoy en día pareciera más bien que somos un chiste y una burla, no dicho por este servidor, sino por muchos fanáticos venezolanos que lucen hartos de los resultados de los últimos años.



Source link