El Real Madrid sobrevive en Lugo y protege el liderato antes del parón

El Real Madrid logró una trabajada victoria en Lugo sobre el Río Breogán en un partido que llegó a ir perdiendo por 12 puntos de diferencia y en el que el resultado final (73-8o) significó su máxima ventaja.

El inicio de partido de Ben McLemore (21 puntos y 5 rebotes) había puesto al equipo lucense al mando y, salvo por pequeños tramos, el Breogán tuvo el control en el resultado hasta el último cuarto.

De hecho, el 54-42 que llegó a lucir el marcador del Pazo fue el momento más crítico para el equipo de Chus Mateo. Los visitantes, que se habían sostenido con el acierto en el triple de Sergio Llull (17 puntos con 5 triples), comenzaron a encontrar a Edy Tavares (13 puntos y 6 rebotes en la 2ª mitad) para llegar al último periodo a un triple de diferencia.

6 puntos consecutivos de salida pusieron el 57-60, la máxima renta madridista hasta ese instante. Entonces, Facu Campazzo (16 puntos y 7 asistencias) y un polivalente Mario Hezonja (6 puntos en el último cuarto) se encargaron de evitar la que hubiera sido la 5ª derrota blanca en 10 partidos.

Con el Unicaja al acecho, una derrota madridista podría haber supuesto que ambos equipos llegaran al parón por la Copa y las ventanas igualados en la cabeza. Pero el Real Madrid salió con vida de Lugo, protegió el liderato y ganó moral de cara a la cita de Málaga.

Deliza hacia abajoSigue deslizando hacia abajo para ver más contenidos



Ver fuente